miércoles, 12 de diciembre de 2012

La Vulnerabilidad: La Clave para el encuentro con tu verdadero ser Real

" No pongas un límite a lo vulnerable que puedas ser, sólo sé real, sé vulnerable y haz todo lo opuesto a lo haces siempre. Y así, tendrás un resultado opuesto y eso es lo que quieres, sólo sé real y encuentra el amor a tí. Hemos aprendido que ser vulnerables es ser débiles, pero es todo lo contrario, la vulnerabilidad nos permite sentir lo que es, lo que hay, y en este sentir podemos transformarnos en más amor. Y sanar abrazando nuestro ser.
Tienen que amar a ese niño interno que ha creado toda esa personalidad, para proteger su fragilidad. Tienes que amarla o amarlo, tienes que hacerlo, ¡absolutamente! y luego se transformará como todo lo demás, si lo abrazas y lo amas, se unifica en más amor. No temas sentir y liberar lo que ha quedado guardado o negado, requiere mucho más esfuerzo ignorar ese llamado interno que descubrir el amor incondicional en él. Si lo rechazas o lo echas, se agranda cada vez más, y es porque en algún punto tienes que abrazar todo, y ¿por qué? porque es una parte tuya y no puedes negar. No puedes transformar eso en algo malo o equivocado, tienes que verte a tí mismo." Isha



No pongas un límite a lo vulnerable que puedas ser, sólo sé real, sé vulnerable y haz todo lo opuesto a lo haces siempre. Y así, tendrás un resultado opuesto y eso es lo que quieres, sólo sé real y encuentra el amor a tí. Hemos aprendido que ser vulnerables es ser débiles, pero es todo lo contrario, la vulnerabilidad nos permite sentir lo que es, lo que hay, y en este sentir podemos transformarnos en más amor. Y sanar abrazando nuestro ser.

Yo me veía a mí misma tan desastrosa, tan necesitada, tan avergonzada, pues yo siempre fui una mujer muy fuerte, tenía control de todo, hacía todo y al haber visto a esta niña en mí con tanta necesidad, tanto abandono, tanto miedo, tanta desilución, tanto estrés, y llegar a poder amarla exactamente como ella era… y vivir lo que floreció de eso… mi grandeza. Y ustedes son idénticos a mí.

Tienen que amar a ese niño interno que ha creado toda esa personalidad, para proteger su fragilidad. Tienes que amarla o amarlo, tienes que hacerlo, ¡absolutamente! y luego se transformará como todo lo demás, si lo abrazas y lo amas, se unifica en más amor. No temas sentir y liberar lo que ha quedado guardado o negado, requiere mucho más esfuerzo ignorar ese llamado interno que descubrir el amor incondicional en él.

Si lo rechazas o lo echas, se agranda cada vez más, y es porque en algún punto tienes que abrazar todo, y ¿por qué? porque es una parte tuya y no puedes negar. No puedes transformar eso en algo malo o equivocado, tienes que verte a tí mismo.

Yo me he visto, y no hay nada que esté mal. He visto mis celos, mi violencia, he visto la capacidad que tenía en muchos niveles diferentes, muchos de ellos nacidos del miedo, muchos de ellos nacidos de la compasión. Cuando abracé todo lo que antes había negado, ¿qué sucedió? Se transformó todo eso en amor, pues siempre había sido amor, siempre, sólo que estaba asustada y sólo quería ser amada, eso es lo que todos queremos en realidad, ser amados y ser el amor.

Y a veces el miedo es tan grande que nos enloquecemos, y algunos incluso llegan a matar por amor. Pero si aprendemos a abrazar cada aspecto de nosotros lo podemos transformar, y estos extremos de violencia y sufrimiento podrán disolverse y vibrar alto en la frecuencia del amor.

Di sí a tu interior, dí sí.

Isha.

1 comentario:

Anónimo dijo...

me encantó!