jueves, 25 de abril de 2013

El Problema de tratar de hacer feliz a una mujer (Parte1) : El Miedo a decir no

Siempre que hay abandono hay necesidad de depender de la gente
"Hay mujeres y hombres que necesitan una pareja que permanesca a su lado aunque no les brinde el trato que se merecen o abuse de ellos.El/lla lo necesita."

¿Qué nos impulsa a decir SI?
 "Diversas son las creencias que nos empujar a reaccionar con el “sí” automático: “así verán que me implico”, “todo irá bien”, “no me gustan los conflictos”, “en el fondo no me cuesta nada”, “no soy egoista, “han de saber que pueden contar conmigo para todo”, “si no lo hago yo, ¿quién lo hará?”, “me siento obligado”, “no me queda otra”, “soy imprescindible”, “me amarán ahora y siempre”,… Pero, el “sí” que surge de manera automática o que nace del miedo, puede acarrear, a corto y/o largo plazo, terribles consecuencias. Estas reacciones comportan que acabe sintiéndome víctima de los demás, injustamente no correspondido cuando lo necesito, agotado de tanto sobreesfuerzo, con síndrome de sacrificio y acabar enojado con el mundo o con ciertas personas en particular. Lamentablemente, lo más doloroso es que acabo enojado conmigo mismo, por no haber sabido parar, reflexionar, escucharme, armarme de coraje y haber dicho “No, gracias”.

 El miedo al abandono, el temor al despido, la sospecha de no ser tenidas en cuenta, el miedo a perder una oportunidad, el miedo a perder el control de la situación,… acaba presentando una enorme factura emocional.
 Cuando constantemente decimos sí a los deseos de los demás, estamos dejando de lado nuestros propios sueños. Estamos decidiendo “sí” a los sueños de los demás, “no” a nuestros propios sueños.  Las consecuencias de no habernos atrevido a decir “NO” a lo largo de nuestra vida conllevan un profundo malestar y amargas reflexiones: “qué habría podido ser de mi vida si me hubiera escuchado de manera consciente y honesta… y hubiera dicho NO”.

¿Cual es la responsabilidad del hombre?
 "La formas negativas o poco felices de relacionarse siempre necesitan de dos participantes.Con mucha frecuencia , los hombres se quejan, se enfandan o simplemente , callan y se muestran poco comunicativos cuando una mujer no les otorga lo que necesitan.Todas las actitudes negativas habrian podido moderarse si el hombre hubiese sido mas activo y directo en su reaccion ,si hubiera comunicado que sentia en lugar de lo que ella hacia mal, en lugar de ser pasivo y permitir que la actitud de la mujer marcara el ritmo de la comunicacion o la falta de ella.
Como en cualquier conexion negativa entre un hombre y una mujer , cabe preguntarse , tambien por que el hombre eligio esa clase de mujer.Quizas, inconcientemente , se sentia mas comodo con alguien que no buscara la intimidad emocional.Tal vez buscaba una relacion en la que pudiera seguir ocultando sus propios temores y dudas y , al mismo tiempo , proclamar su deseo de intimidad"


¿Tenemos miedo a decir no? Cuantas personas dicen si cuando en realidad quisieran decir no. ¿Por qué? Cómo aprender a decir no.

Muchos de nosotros hemos entregado a otros nuestro poder tan fácilmente. Esto es usualmente porque tenemos problemas para expresar nuestro sentir, en lo que respecta a pedir lo que queremos así como en tener el valor de decir no sin sentir culpa.

Esto se deriva de cómo hemos sido criados y  de las expectativas que tiene la sociedad de nosotros.
 ¿Tu pareja te convence para ir a pescar cuando en realidad no te gusta? Tu mejor amiga te llama cuando estás ocupada pero eres incapaz de decir que no puedes hablar en ese momento.
  
Decir no, ¿porqué nos cuesta?

1-  Afán de ayudar. Si eres una persona con empatía y te preocupa cómo se sientan los demás decir no, puede llegar a costarte ya que piensas si te piden algo es que  necesitan tu ayuda y no puedes negarte. En realidad si te piden ayuda pero en esa ocasión no puedes, es lo que puedes decir. En esta ocasión no puedo.
2- Querer ser agradable.  Creemos que decir no, nos hará parecer poco amables

3- Miedo a la confrontación. Tenemos miedo que la otra persona se moleste si le decimos que no.

4- Inseguridad o sentirse culpable de decir no. A veces nos piden o proponen algo y aunque no nos gusta por inseguridad o miedo a no acertar decimos que si. 

5- Por miedo a que la otra persona se sienta rechazada. A veces pensamos que decir no a una determinada persona puede significar que esa amistad o relación se resienta. Es precisamente lo contrario. Si alguien te valora tendrá que respetar que a veces dirás Si y otras No.

  • Muchas veces decimos Si en lugar de No porque no pensamos en las consecuencias de No decir No. No queremos molestar, queremos demostrar somos buenas personas, solícitas y sin embargo luego acabas aceptando responsabilidades o haciendo favores que en realidad no podías hacer.
  • Siempre que te pidan algo piensa bien en las implicaciones de decir Si o de decir No. ¿Qué ocurre si dices sí a lo que te piden? ¿Qué te puede perjudicar? ¿Te gustaría decir no pero no sabes porqué dices si?
  • Recuerda que el tiempo es  algo valioso, el que pierdes ya no se recupera. Aprender a decir no para muchas personas puede significar una liberación. Dejarán de ser víctimas, cuando dices si cuando en realidad no quieres puedes llegar a ser víctima de ti mismo y de personas que se aprovechen de tu buena voluntad. Aprender a decir no te ayudará a fortalecer tu autoestima.
 ¿De veras crees que vas a ser mejor persona si nunca te niegas a nada?

Cuando te sientes incómodo o presionado con alguna petición, tienes todo el derecho del mundo a negarte.No se puede complacer a todo el mundo, ni hay porqué pretenderlo.Sí, ya lo sabes. Lo complicado es hacerlo. Aunque déjame decirte que no es para tanto. 

Tan sólo tienes que pronunciar una frase, lo más breve posible, comenzando por la palabra “No”, tal y como recogimos en este práctico y simple post: Cómo decir que no.

Prueba a hacerlo así: corto y directo. Si te insisten con la petición, te darás cuenta de que el “segundo no” es más fácil de decir que el primero.

Mantente firme y breve, sin dar explicaciones largas, que le permitan al otro reformular la petición e insistir hasta salirse con la suya.

La palabra “No” es suficiente.

¿Sabes qué ocurrirá si no sabes negarte? Que es mucho más probable que te lleguen más peticiones de ese tipo con el tiempo. Y, desde luego, no te sentirás más libre ni más feliz.

No tengas miedo a negarte. La mayoría de las personas respetan y/o comprenden que digas que no, porque ellas también lo hacen. Y, si no lo respetan, ¿para qué quieres tener una relación con ellas?

No necesitas relacionarte con ese tipo de personas que pretenden aprovecharse de ti, con los chantajistas, con los vampiros para quienes, hagas lo que hagas, nunca es suficiente, etc.
 Estás en todo tu derecho a decir que no. ¡Pierde el miedo!

    El Marco de Referencia

    ElCKLON

    Fuente # 1:http://www.eftmx.com/newsletter/speaking-up-peach-sp.html
    Fuente # 2:http://depsicologia.com/miedo-a-decir-no/ 
    Fuente # 3:http://tusbuenosmomentos.com/2012/03/miedo-decir-no/
    Fuente # 4 :http://centropsinergia.wordpress.com/2011/12/11/aprender-a-decir-no/

    No hay comentarios: